CONSEJOS PARA AFRONTAR UNA ENTREVISTA DE TRABAJO

10 consejos para enfrentarte a una entrevista de trabajo

Hoy en día en casi todos los procesos de contratación y selección por parte de las empresas actuales se incorporan las entrevistas de trabajo. Este método para conocer a los candidatos es de los más cualitativos y de los que suelen decantar la balanza hacia una u otra persona. Por ello, aunque no es una prueba que evalúe los conocimientos, debe prepararse igual o mejor que cualquier otra.

  • Nuestra primera recomendación tiene que ver con improvisar. Es importante no dejar nada a la improvisación. Ves preparado y con las ideas claras sobre que te pueden preguntar y prepara bien las respuestas que puedas dar a las posibles preguntas.

Debes asistir a la entrevista con un buen conocimiento de ti mismo y de la organización a la que has enviado tu currículum. Lo cual se resumiría en varias cuestiones:

Consejos para ir preparado a una entrevista de trabajo1. Autoevaluación. En muchas entrevistas te preguntarán por las habilidades en las que destacas y tus puntos de mejora. Prepáratelo y argumenta siempre tus respuestas. Hazte un pequeño guión de tu experiencia y formación y practica verbalmente antes de la entrevista para no quedarte sin argumentos a lo largo de ella.

2. Infórmate sobre la empresa a la que estás optando a trabajar. Revisa sus datos principales. Es imprescindible que mires su página web y sus redes sociales, entre otros. Si puedes conocer quiénes son sus directivos y algún aspecto de su cultura e identidad corporativas, mucho mejor. Quedarás muy bien si durante la entrevista sale algún dato relevante y puedas decir aquello de “si, lo he visto en su ficha de actividades de su página web” o algo similar. El entrevistador verá que te has tomado la molestia de ver quien son y saber que es loque hacen.

3. Adapta y actualiza tu currículum a las necesidades de la empresa. Llévalo contigo. Cuando te pregunten sobre tus pasadas experiencias laborales evita hablar negativamente de otras organizaciones, equipos de trabajo, jefes, etc.

4. La impuntualidad puede dejarte fuera del proceso de selección. No llegues tampoco demasiado temprano. Con diez minutos antes de la hora de la cita tendrás suficiente.

5. Ten en cuenta las normas básicas de vestuario. La imagen debe ser adaptativa y flexible. Es decir, debe tener en cuenta el tipo de empresa, el puesto al que queremos optar y la situación. Así, pensemos que incluso para una misma organización, un miércoles por la tarde que hay una reunión directiva es ineludible el traje, pero para una formación outdoor de cohesión de equipos, unos vaqueros y una camiseta podrían ser el uniforme ideal. De todas maneras, ante la duda, deja que prime cierta sobriedad y los colores y prendas neutros. Lo mismo podríamos decir en cuanto al maquillaje y al peinado. En general, debemos optar por peinados clásicos y un maquillaje que mejore nuestro aspecto personal sin estridencias.

6. La sinceridad siempre tiene réditos. Transmitir naturalidad, confianza y transparencia es imprescindible. Además, muestra entusiasmo y pasión por el puesto al que aspiras. Una buena actitud por parte de un candidato hace que éste supere a otros con más conocimientos.

 

Como prepararse para una entrevista de trabajo

7. Argumenta tus respuestas. Utiliza correctamente estrategias de comunicación verbal y no verbal y olvídate de un registro demasiado coloquial que pueda sentirse como vulgar. Igualmente, huye de la pedantería y no uses un registro demasiado académico. El standard formal será el ideal.

8. Lo ideal es ser proactivo y preguntar para resolver las dudas que tengas sobre el proceso de selección. Sin embargo, no se deben preguntar aspectos que puedan hacer pensar al entrevistador que tienes inconvenientes con algún aspecto tratado: sueldo, horario, etc.

9. En las entrevistas debes de estar con atención plena, poniendo mucho foco en las preguntas y en las respuestas. Por supuesto, esto implica no tener distracciones. Es más que evidente que debes tener apagado el móvil y cualquier otro tipo de gadget tecnológico que pueda interrumpir la reunión.

10. Transmitir seguridad. Por ejemplo, al saludar y despedirte estrecha la mano con firmeza, mira a los ojos y sonríe para mostrar seguridad y credibilidad. Tampoco conviene pasarse de seguridad, como presuponiendo que eres el candidato ideal para el puesto. Criticar a tus antiguas empresas. Las conclusiones que pueden sacar de este hecho los entrevistadores no serán positivas en ningún caso. Como en el apartado anterior, tampoco conviene pasarse de adulador. En el equilibrio está el punto conveniente.

En definitiva, recuerda que debes convencer al entrevistador de que eres la persona adecuada para el puesto. Así que no improvises, prepáratela con tiempo y practica alguna técnica de relajación para llegar lo más tranquilo posible a la misma.

Curso relacionado:

Curso de Gestión de Recursos Humanos

 

En un proceso de selección en el que se incluya una entrevista personal, hay que tener en cuenta diversos factores que afectarán a que la persona pueda o no ser contratada. La información que se proporcione tanto físicamente, con el currículum o la forma de expresarse y auto evaluarse, dirá mucho a la empresa. Por ello, es necesario que uno sepa conocerse bien y tener seguridad en lo que intenta transmitir, ir vestido de forma adecuada al puesto de trabajo, utilizar un vocabulario idóneo entre otros.

 

Aula Xàtiva Formación